un país así no merece ser vivido

Un país que desprecia a la mayoría de sus habitantes, privilegiando sólo a un sector, no merece ser vivido.

Un país, en el cual uno de sus ciudadanos, se prende fuego, llevado al limite, gracias a políticas de exclusión, no merece ser vivido.

Un país cuyo gobierno  lo único que desea es mantenerse en el poder a toda costa, no merece ser vivido.

Un país que dilapida los recursos en el enemigo interno (ortodoxos) no merece ser vivido.

Un país con un gobierno con ninguna aspiración de paz no merece ser vivido.

Un país que roba tierras a sus vecinos para después legalizarlas no merece ser vivido.

Un país en el cual la mentira, la discriminación, el odio y el resentimiento son moneda corriente, no merece ser vivido.

Para que de verdad merezca ser vivido se requiere un cambio fundamental, y ese cambio debe venir en primera instancia por la caída inmediata del gobierno de Netanyahu y sus aliados. El sueño de un Estado de Israel se está diluyendo entre nuestras manos. No necesitamos de un enemigo externo. Nos basta con nuestro gobierno para llegar a la auto destrucción.

 

Anuncios