anoche soñé (II) por Luis Goren

En mi sueño, yo vivía en Israel, pero como decirlo: era un Israel Diferente; para empezar, estaba gobernado por personas, que vivían precupadas por lo que pasaba en el País, y permanentemente se buscaban soluciones a los problemas «reales» de los habitantes, que en definitiva son los que componen el mismo. No había problemas laborales, salvo los normales que siempre existen. Demás está decir que se estaba casi en el «pleno empleo».

La Salud Pública, era algo de no creer; allí sí que se lucían los Gobernantes. Los Hospitales, se construían más rápido que el ritmo de crecimiento de la población (incluída la Aliá), por lo cual, como nunca estaban recargados de trabajo, y los salarios que se pagaban, estaban de acuerdo con lo que significa la responsabilidad de cuidar la salud de la población, la atención de los pacientes no era buena: era espectacular.

Un párrafo especial se merece la construcción de carreteras, y la seguridad vial; se construían carreteras casi tan rápido como los hospitales, y la Policía no buscaba hacer boletas, sino enseñar a los conductores para que no cometieran errores, que son en definitiva los que producen los accidentes. Las penas para los «delincuentes del tránsito», eran severas, por lo que se había reducido mucho, la cantidad de accidentes fatales en las rutas.

La seguridad social: estábamos en el PRIMER LUGAR entre los países del Mundo, y habían desparecido los mendigos de las calles; las mutuales que brindaban ayuda a los indigentes, se dedicaban ahora a ayudar a los olim, porque se le habían terminado los clientes. No había mas indigentes, el Estado se ocupaba de ellos.

Prendí el aparato de radio, para saber como iban la negociaciones de Paz con nuestros vecinos Palestinos, y entonces me desperté. Me levanté a desayunar, y NO ENCENDÍ LA RADIO. No quise enterarme de como NO progresaban las Negociaciones de paz, NI cuantos muertos hubo en accidentes de tránsito, NI que Hospital NO recibía pacientes por tener colmadas sus instalaciones. En definitiva, quise disfrutar de unos momentos mas de mi hermoso sueño.

                            Luis Goren (Beer Sheva)