todo el peso de la ley (para los más débiles)

Un ciudadano sudanés acaba de ser condenado por un juez israelí a 4 años de cárcel por haberle robado en la calle a una mujer su I Phone en el centro de Tel Aviv. Qué tranquilidad nos da a los ciudadanos cuando la justicia es implacable con el delito!
Como se nota que este pobre hombre no pudo pagarse un abogado.

Anuncios