incalificable violencia racista en Israel

Una vivienda en la cual vivían diez ciudadanos de Eritrea fue incendiada en la madrugada pasada intencionalmente en la calle Yaffo en Jerusalém. Sólo un milagro evitó muertes. Cuatro de ellos fueron internados. Sobre las paredes aparecieron inscripciones “salgan del barrio”.

Una situación que se agrava cada día más, y que sólo traerá desgracia. Es urgente tomar el tema con seriedad y no dejar que el tiempo haga lo suyo como pareciera que en cada caso hace nuestro gobierno.

http://www.ynet.co.il/articles/0,7340,L-4237895,00.html

Anuncios