Un apellido por Fabián

Había una vez un apellido. Este tenía dos características: era judío y era hipócrita. Pero la conjunción era casual. El apellido a pesar de ser judío no tenía problemas de ser amigo de la dictadura. Claro, hasta que lo agarraron y lo torturaron. Entonces, se transformó de golpe en un símbolo de las víctimas de la injusticia. A este apellido lo salvó Israel. Sí. Lo agarró fuerte de la primera letra, que es fácil de agarrar y lo arrancó del chupadero. Lo llevó a la Tierra de Leche y Miel y cohetes de la OLP, pero este apellido pagó que le salvaran la vida hablando pestes de ese país. Y se fue. En cuanto pudo se fue a otro país. Este apellido muchos años después se hizo Ministro de un gobierno que se cree y quiere hacerle creer a la gente que es sinónimo de derechos y humanos. Y como derecho y humano viajó a Angola, una dictadura represora, a hacer negocios. Y cuando le preguntó Lanata si iba a sacar el tema de los DDHH el apellido se dio cuenta que una vez fue amigo de las dictaduras y eso le gustaba. Así que hizo silencio e hizo negocios.

GRACIAS A : http://lafu-sion.blogspot.co.il

Anuncios