renunció a su sueño para salvar una vida

El escalador israelí Nadav Ben Yehuda salvó la vida de un alpinista turco, a sólo 300 metros de hacer cumbre en el Everest, máximo sueño de quien practica este deporte.
Ben Yehuda de 24 años renunció a su logro personal cuando advirtió la situación de su colega herido. Tuvo que cargarlo hasta llegar a un sitio en que un helicóptero los rescató a ambos, y es allí donde también queda herido temiendo ahora por sus dedos a causa del frío. Ambos se encuentran internados en un hospital de Katmandu.
Ben Yehuda hubiera sido el israelí más joven en lograr la hazaña de hacer cumbre en el Everest. No le importó. Renunció a su sueño para salvar una vida.
Una noticia chiquita pero inmensa que no mereció ningún titular. Sólo pudimos enterarnos a través de una nota en Reshet Bet.
Una historia que demuestra que por encima de los gobiernos están los seres humanos. Una historia para hacer renacer la esperanza entre tanta pérdida de fe. Sólo el hombre salvarå al hombre

20120523-151436.jpg

Anuncios