dan ganas de llorar

Recuerdo a los clubes de barrio y las kermesses. Gracias Kristina y Morenito por llevarme a esa época dorada.

Anuncios