siga el baile, siga el baile…

Una bizarra visita a Angola con todo el circo K. Un país africano en manos de una dictadura, una esperanza de vida de 51 años, las riquezas en manos de la familia y amigos del gobernante, allí nuestra comitiva y allí nuestra Kristina bailando (por supuesto de negro).

Argentina, país generoso…

Anuncios