Israel necesita menos ultraortodoxos

Pareciera que la mayoría de nosotros suele comportarse como un ciervo encandilado por los faros: Llamamos a la unidad en lugar de marchar hacia la batalla. La mayoría de nosotros somos educados y adherimos a las reglas de lo políticamente correcto, evitando al mismo tiempo la necesidad de juzgar al rival.

¿No es hora ya de decir abiertamente lo que sentimos? La sociedad ultraortodoxa educa a las personas para ser parásitos y cultivar la pobreza. De hecho, es el agente más poderoso de propagación de la ignorancia, los prejuicios y demás disparates de toda clase. Es un enemigo acérrimo de las ciencias; rehúye las artes; menosprecia el gobierno del pueblo; odia a las mujeres y las explota. Desprecia a los que son diferentes, independientemente de si son extranjeros o miembros de nuestro propio pueblo.

El fortalecimiento de la sociedad ultraortodoxa es una garantía de debilitamiento para la sociedad israelí hasta el punto de la derrota final.

Yaron London

FUENTE: http://www.israelenlinea.com

Anuncios