David Grossman

  •  “Tenemos unos líderes que son unos maestros a la hora de explotar nuestras ansiedades. En empujarnos hacia el rincón más traumatizado de nuestra psiquis nacional».
  • “Lo que se ve en la televisión son los tanques, los aviones, las declaraciones beligerantes. Esa es la cara exterior, la interior es muy frágil. Fragilidad, falta de confianza, trauma. Somos un pueblo traumatizado, por la shoah y las guerras”.
  •  Hay un concepto básico en el judaísmo y es el de la eternidad del pueblo de Israel. Si Netanyahu se ve como el líder del pueblo eterno, su interlocutor no es Obama, sino la historia, es la eternidad, y esto le permite actuar en contra del permiso de Obama, porque él dice que Obama cuenta votos, pero Netanyahu se mide con la historia”.
  • “La tragedia más grande es que nunca nos hemos sentido en casa en el mundo. Tener Israel era la gran idea que nos permitiría recuperarnos de esta distorsión, que nos permitiría tener una casa. Y esta es nuestra tragedia, que después de 64 años, después de lograr cosas increíbles, todavía este lugar no ha sido capaz de curarnos”.
  • “Tener paz solucionará los problemas políticos, económicos o territoriales, pero lo más importante es permitirnos ser parte normal del mundo”.