todos los negros son delincuentes

Esto es lo que se infiere de las palabras de nuestro Ministro del Interior Eli Yshai cuando expresó:

“la mayoría de aquellos que ingresaron desde Sudán y Eritrea son delincuentes, por ello hay que encerrarlos a todos y expulsarlos  del país”.

No podíamos esperar otra cosa de un secuaz de Ovadia Yossef.

Indudablemente la situación de los infiltrados en Israel desde las naciones africanas es compleja y merece una solución, pero no será lograda con amenazas ni con mensajes racistas.

Anuncios