religiosos y algo más

La cosa ya pasa de castaño oscuro, y tira al negro como la ropa que usan estos señores Ultra Religiosos. Ahora no solamente desacatan a la Suprema Corte de Justicia, sino que también pretenden que la religión esté por encima del Estado, siendo como es el Estado Judío, ERETZ ISRAEL, el lugar donde vivimos los judíos religiosos y laicos, orientales y occidentales, blancos y negros, y todo aquel que lleva en sus venas sangre judía Y QUIERA VIVIR EN SU CASA Lo que me llama poderosamente la atención, es la poca importancia que se le da a este tremendo problema; es tan serio que no sé como encararlo.

Durante DOS MIL años, el pueblo judío fue perseguido, expoliado, vejado, asesinado, y todo lo que se les antojara a los antisemitas hacerle, solamente porque no tenía un pedazo de tierra, donde formar un Estado para la salvaguarda de los judíos del mundo. Como no tenían a donde dirigirse, tenían que soportar en silencio TODO.

Ahora lo tenemos, gracias a los miles de hombres y mujeres que lucharon y murieron en las Guerras de Israel desde 1948 hasta la fecha, mientras los ultra religiosos, solamente atinaban a protestar porque se viajaba en sábado; si no fuera tan triste sería cómico.  Y siguen con su política de no querer reconocer que ellos mismos pueden hablar y gritar como lo hacen GRACIAS a que tienen un ESTADO que los ampara y proteje. Me gustaría ver si antes de la creación del ESTADO DE ISRAEL, en cualquier lugar del mundo, o en cualquier país, se hubieran atrevido a desacatar una orden del Juez, no ya de la Suprema Corte de Justicia. (En la Alemania Nazi por Ej.)

Están cómodamente instalados en los Territorios, gracias a la protección que reciben de Ejército y Policía, que ellos desprecian y a quienes vituperan e insultan. Hacen manifestaciones, cierran calles al tránsito automotor, cosa que coarta el derecho de los habitantes del país de circular libremente, para que se cumplan principios religiosos totalmente perimidos, y que usan como excusa para ejercer un poder que se les está terminando. Son los últimos coletazos del poder religioso.

Si les hacemos caso a esta gente, con todo derecho los MUSULMANES van a pedir que el país se rija por el Coran, y los CRISTIANOS por el Nuevo Testamento, y así sucesivamente. Francamente la cosa no tiene asidero.

La solución para estos problemas y muchos más que nos aquejan, es una CONSTITUCIÓN, en donde se establezcan los derechos y obligaciones para cada habitante del País, teniendo en cuenta que la RELIGIÓN OFICIAL ES LA JUDÍA, como está establecido en todas las constituciones del mundo: libertad de cultos, y una religión oficial.

Pero es necesario que TODOS SIN EXCEPCIÓN, entiendan que el ESTADO JUDÍO, con sus Instituciones políticas, judiciales, de seguridad y demás, debe primar sobre todo habitante que viva dentro de ISRAEL. Y EL QUE NO QUIERA RECONOCER ESTO QUE SE RADIQUE EN CUALQUIER OTRA PARTE DEL PLANETA.

                   Luis Goren (Beer Sheva)