nuestros diputados no saben a quien votan

En otro caso fellinesco, digno de un análisis sicológico profundo, nuestros eximios parlamentarios de la Knesset se encuentran a punto de votar por la designación del nuevo Auditor de la Nación, aquél que debe controlar a los distintos estamentos del gobierno israelí y de alguna manera representarnos a todos nosotros los ciudadanos de a pie. Uno de los candidatos es el juez Iosef Shapira. Una investigación del diario Haaaretz determinó que la mayoría que apoya esta designación no saben nada sobre él. “Dijeron acerca de él cosas buenas”. Así se conducen nuestros representantes, que por supuesto “se desangran en la conducción”. 

Anuncios